LO VI EN CUARTO PODER...UN ESPECIAL DE LAS 22 ISLAS DEL TESORO EN EL MAR PERUANO, INCREIBLE!!!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LO VI EN CUARTO PODER...UN ESPECIAL DE LAS 22 ISLAS DEL TESORO EN EL MAR PERUANO, INCREIBLE!!!

Mensaje  sunnyespma el Lun Jul 05, 2010 12:43 am

ESTAS ISLAS PRODUCEN EL GUANO, QUE ES PROCESADO PARA NUTRIR LA AGRICULTURA DEL PERU..Y MUY PRONTO DE EXPORTACION....EXCELENTE.......

ESTE GUANO LO PRODUCEN, MILES Y MILES DE AVES GUANERAS...MUY BELLAS PARECEN PINGUINOS ....UNAS DE ELLAS SE LLAMAN PIQUEROS....VEAN A CONTINUACION...

Caminamos sobre una isla guanera llamada Guañape Sur, a unas 15 millas de las costas trujillanas. En la parte más alta, a unos ciento cincuenta metros sobre el nivel del mar, Juan Méndez nos recuerda, una vez más, que tengamos cuidado de no pisar los huevos de piquero (sula variegata) puestos y encubados por ejemplares adultos en nidos circulares hechos de algas y plumas pegadas con deposiciones, refugios circulares que son apenas perceptibles en el suelo rocoso. Extrañamente las aves no nos tienen miedo, apenas aletean y se alejan unos metros dejando también a la intemperie sus pichones recién nacidos. En esta isla hay más de ciento cincuenta mil de estos pájaros que llegan a crecer hasta 76 centímetros, pesar hasta dos kilos y medio y sobrepasar los ocho años de vida. Tienen las alas marrones, el resto del cuerpo cubierto de plumas blancas y unos picos que asustan, pues hacen inevitable imaginar que, si quisieran, podrían, a punta de picotazos, echarnos de su isla.

Pero aquí no todos somos intrusos. Juan Méndez, ancashino como la mayoría de sus compañeros, hace tiempo que ya no lo es. El se puede acercar hasta los nidos sin pisar, en el camino, un solo huevo, y cargar a los indefensos pichones como si fuera su propia madre. Nuestro experimentado guía empezó recolectando guano como “campañero”, pero gran parte de los últimos trece años de su vida los ha pasado vigilando alguna de las 22 islas guaneras que hay frente al litoral peruano: reportando a la Marina de Guerra cada vez que una embarcación industrial amenaza con pescar anchoveta en zona prohibida, o echando con disparos al aire a los pescadores artesanales que suelen cazar aves guaneras para vender su carne en los mercados. Cuando acaba la temporada de recolección –ocho meses ininterrumpidos-, los otros 300 trabajadores regresan a sus hogares, todos menos Juan.

Oro en costal
Nos habíamos embarcado muy temprano, desde el puerto de Salaverry, junto con el ingeniero Walter Fleming, subdirector de Agrorural, entidad encargada de la administración de estas islas. Tras dos horas de viaje empezamos a divisar unos pedazos de tierra rocosa que el desierto costero peruano parece haber abandonado en medio del mar. Son las islas Guañape, la norte y la sur. Sobre nuestras cabezas volaban cientos de miles de piqueros, guanays y pelícanos. “Están esperando la llegada de los cardúmenes de anchoveta para la comedura”, nos explica Fleming.

En un islote aledaño, decenas de lobos marinos que se arrojaban al mar y algunos pingüinos de Humboldt completaban un paisaje que bien merece su incorporación a un circuito ecoturístico. Por fin asomó Guañape Sur, donde grupos de “campañeros” de Caraz se encontraban en plena jornada de recolección de guano. Una plataforma de madera enclavada en el acantilado almacena cientos de costales repletos del fertilizante, antes de ser transportados al muelle en el que desembarcamos subiendo por una escalera de cuerdas. Las aves han tomado los techos de las añejas construcciones, levantadas a inicios del siglo pasado, hoy instalaciones de Agro-rural. En esta isla con olor a amoníaco el tiempo se ha congelado.

Alejandro Inga, uno de los recolectores, nos cuenta que el sueldo que reciben, entre 800 y 1.200 mensuales, es hasta cuatro veces más de lo que ganarían cultivando sus tierras en Caraz. Acaso por ello, este trabajo se ha convertido en una tradición en su pueblo natal. Una tradición que incluso les da prestigio social pues, la mitad de lo que ahorran en estas islas, en las que no gastan en nada, incluso se destina a la organización de alguna de sus fiestas patronales, a cientos de kilómetros de distancia. La meta es superar las 30 mil TM que recolectaron el año pasado en la otra isla. “Los criollos, los de la costa, son muy flojos, no aguantan”, afirma Inga. ¿Cómo se llevan con las aves? Muy bien, pese a que de cuando en vez, algunas deposiciones alcanzan sus platos de comida. “Sin aves, no hay guano”, dice, y ese es el secreto de todo esto.

De la misma manera y en el mismo escenario en el que antaño chinos culíes esclavizados, peruanos desertores del ejército y también convictos, sólo que ahora en mucho mejores condiciones, estos hombres venidos del ande son parte de una maquinaria casi perfecta. En lo alto de la isla, un grupo de ellos golpea con picos las vetas de guano de tres metros de altura. Otro grupo mete el guano en bruto en unos costales para, luego, eliminar las impurezas como plumas y piedras, en un colador artesanal. Al mismo tiempo, otro grupo llena los sacos que ya llevan el sello de Agro-rural, con cincuenta kilos de guano, para después cargarlos hasta un sistema de poleas que desde el acantilado traslada el abono hacia los lanchones que lo llevarán hasta el “Río Previsto”, una embarcación de más de ochenta años de antigüedad.

El fertilizante es desembarcado en los Puertos de Salaverry y Pisco para después ser puesto a disposición de los agricultores en los almacenes que el ministerio tiene en todo el país. Cinco de ellos están estratégicamente ubicados en el VRAE para fomentar los cultivos alternativos como el café, el cacao y la palma aceitera. Los precios de cada saco de 50 kilos oscilan entre los 42 y 50 soles. Cuando acabe la temporada, tendrán que pasar por lo menos 5 años más para que, de acuerdo al plan de manejo sostenible, vuelvan a extraer guano de esta isla. En el ínterin, varias otras islas llenas de guano los estarán esperando.

Sepa más
I) Las islas guaneras son ecosistemas únicos en el mundo y la mayoría de ellas está ubicada sobre el mar peruano. Con un promedio de 30 mil TM por año, Perú lleva la delantera en la producción mundial de este fertilizante. Sólo Chile y Namibia producen este abono pero en mucho menor cantidad. En el caso de Namibia, a través de un sistema de islas artificiales. En la actualidad, la población de aves guaneras en el Perú podría alcanzar los cuatro millones de ejemplares. Su principal enemigo es el Fenómeno del Niño, el mismo que al calentar las frías aguas del mar peruano, aleja de nuestras costas los cardúmenes de anchovetas y, al desplazarse su principal fuente de alimento, causa estragos en la población aviar. El 95% de la producción guanera está destinado a los agricultores peruanos, es decir, se está priorizando el consumo interno de los pequeños agricultores de la sierra, beneficiando actualmente a unos 900 mil campesinos. Con la puesta en vigencia, a inicios de este año, de un decreto de Ministerio del Ambiente, 22 islas y 11 puntas guaneras han ingresado al sistema nacional de áreas protegidas a cargo del Sernanp (ex Inrena), lo que garantiza su protección.

II) El guano, término proveniente de la palabra quechua ‘wanu’ que significa excremento, ha sido y sigue siendo un abono orgánico muy valioso para el agro, que sólo se produce en estas islas privilegiadas. Si bien hay indicios de que el hombre prehispánico conoció sus bondades, el apogeo de su explotación se dio durante los primeros años de la República, tras el descubrimiento de sus atributos por parte de Mario Rivero y Ustáriz, un científico peruano discípulo de Alexander Von Humboldt. Entre 1845 y 1879, el guano, debido a su exportación hacia Europa y Norteamérica, fue nada menos que la base de nuestra economía, pero también el origen de varios conflictos internacionales. El primero de ellos con los Estados Unidos, en 1852, cuando ese país envió una flota de barcos para ocupar las islas Lobos, frente a las costas de Chiclayo, las mismas en las que a fines del año pasado se descubrió un yacimiento que supera las 150 mil TM de este fertilizante. Gracias a la diplomacia peruana, el conflicto no prosperó. Luego, en 1865, embarcaciones españolas tomaron posesión de las islas de Chincha, ocupación que provocó una guerra de Perú, Bolivia y Chile contra España. Posteriormente, en 1879, estalló la Guerra del Pacífico, indirectamente relacionada con este recurso. La extracción indiscriminada afectó seriamente el ecosistema de las islas. Entonces se creó La Compañía Administradora del Guano que desarrolló planes sostenidos de extracción que se mantienen hasta nuestros días, ahora, a cargo de Agro-Rural.

—–
René Gastelumendi – El Comercio


sunnyespma

Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 25/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LO VI EN CUARTO PODER...UN ESPECIAL DE LAS 22 ISLAS DEL TESORO EN EL MAR PERUANO, INCREIBLE!!!

Mensaje  sunnyespma el Lun Jul 05, 2010 1:04 am


sunnyespma

Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 25/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.